COLOREAR LA HISTORIA: NOSTÁLGICOS DE LA FOTOGRAFÍA

Para los que vivimos desde siempre en un mundo de imagen a color resulta inevitable pretender adivinar los colores de una fotografía antigua al observarla. La misma nostalgia que impregnan el blanco y negro o el sepia nos atrae por su estética y a la vez nos distancia, como si esos paisajes y personas retratadas hubieran existido en un mundo granulado aparte.

 

En la Era Digital, con las infinitas posibilidades que ofrecen los programas de retoque, nada escapa a la experimentación y mucho menos en materia fotográfica. Son muchas las mentes creativas las que han dejado la imaginación al servicio del Photoshop o el Illustrator para ofrecernos una parte de la Historia a todo color, como si perteneciera a nuestros días. Reddit es una de las comunidades de Internet que aúnan los trabajos de estos maestros del coloreado.

 

Así es como HansLucifer ha devuelto el azul a los ojos de Abraham Lincoln, o el desgastado ocre a la estampa de un niño abandonado en el Londres de 1945. Este instante, según su autor Toni Frissel, pertenece al momento en que regresó de jugar y se encontró su casa en ruinas, con sus padres y su hermano sepultados bajo los escombros: “Esta fotografía fue utilizada por IBM para dar a conocer un espectáculo en Londres. El niño creció para convertirse en un conductor de camión después de la guerra, y pasando por delante de las oficinas de IBM, reconoció su foto".

Sus 19 años no le impiden a Mads Madsen adaptar a este tiempo imágenes pretéritas de soldados, famosos generales, políticos, actores y escritores sin que estas pierdan su magia. Como resultado obtenemos a un irreconocible Charlie Chaplin traído desde 1916, o a Mark Twain en su jardín perfectamente conservado para tener más de un siglo de antigüedad.

 

Por supuesto la desinformación acerca del color conlleva a tomarse algunas licencias.Sanna Dullaway, que pronto publicará su libro “La Guerra Civil Americana a color”, hace lo propio cuando convierte una magnífica imagen de Nashville, Tennessee, durante la Guerra Civil de 1864 en otra más propia de una producción de James Cameron, o dando un halo de set de rodaje a un accidente de automóvil en Washington.

 

La añoranza de Sergey Larenkov va un poco más allá. La fascinación que este artista y fotógrafo ruso encuentra en la Segunda Guerra Mundial le ha llevado a viajar alrededor de su país, Praga, Berlín y París. En sus visitas, Larenkov ha tomado fotografías de localizaciones bélicas desde el mismo ángulo que las originales, para después mezclarlas. El resultado es exactamente lo que nuestra imaginación ha pretendido construir, sin demasiado éxito, cuando hemos paseado por algunos de esos lugares.

TELÉFONO

638 771 991