COREA DEL SUR SIGUE EL CAMINO DE GLOBOS AMARILLOS

Globos s-oil Globos

 Corea del Sur, un país que a medida que avanza en tecnología y red de transportes, se queda sin combustible. No sin ganas para seguir avanzando, si no, sin gasolina para abastecer a una de las ciudades más pobladas del planeta.

Mientras la nación impulsa su lucha para la preservación medioambiental, cuyo mayor desafío es la lluvia ácida sin ir más lejos, el uso del coche aumenta en uno por cada 2 seulenses, es decir, el doble de la población total de Madrid. La problemática de encontrar aparcamiento es proporcional tanto en coste de gasolina como en el aumento de estrés de los ciudadanos. Cada litro de gasolina ronda los 1,65 euros y se calcula que todos los días, un habitante de Seúl deambula con su coche hasta 500 metros para encontrar un sitio libre. Esto se traduce al mes en 15 kilómetros y 24,75 euros, tiempo y dinero tirados al río Han.

Ésta era la situación hasta que la compañía S-Oil, una de las cuatro petrolíferas de Corea, construyera su propio camino de baldosas amarillas para llegar hasta el mago de Oz, entendiéndose baldosas por globos de helio amarillos y, al mago por una plaza libre donde dejar el coche. Su original método para ahorrar en gasolina dio lugar a la campaña “HERE”.

Globos oil Globos amarillos

El globo HERE se coloca en cada plaza de aparcamiento y, cuando un coche aparca, este cae. Cuando el coche se va, el globo se alza de nuevo. Los conductores pueden avistar estos globos desde lejos y saber dónde hay aparcamiento sin necesidad de dar vueltas hasta la exasperación. En un día, aproximadamente 700 coches ahorran 23 litros de gasolina, que al año suman más de 8000 litros.

Encontrar aparcamiento rápido no sólo ha ahorrado gasolina al país, sino que por ende, ha disminuido el nivel de contaminación de Seúl y ha aumentado la felicidad de los conductores. Ahora sí, se está mejor en Seúl que (casi) en ningún sitio.

TELÉFONO

638 771 991