Secretos de borjas y cervezas.

Al finalizar el curso de cerrajería que se celebró en Barcelona, vino a recoger a su nieto un cerrajero antiguo, trabajador de primera, y me invitó a tomar unas cervezas. Naturalmente, diseccionamos en profundidad todo el mundo de la cerrajería, desde sus problemas legales, hasta los trucos más ingeniosos que se nos habían ocurrido. Triste pero cierto.
Una de las cosas que más me gusta de la cerrajería es que cada cerrajero tiene su propio "estilo" y acarrea su propia bolsa de trucos que él sólo sabe, y que a nadie cuenta. Pero existen esos momentos de sinceridad (muy a menudo surgen en la barra de un bar) en los que te sientes con la generosidad suficiente para compartirlos con alguien. Son trucos valiosos, que valen mucho más que una ración de calamares: estos los consumes y se terminan, pero un truco que no conocías, dura para siempre.
Así qué este post va de eso, y hoy me siento generoso para compartir algunas cosas con vosotros. Puede que algunos ya sepáis parte de lo que os voy a contar, puede que otros quedéis sorprendidos, pero para eso tendréis que leer el resto del artículo :)
Lo que me contó el viejo cerrajero que vino a recoger a su nieto al curso no os lo puedo contar todavía; lo considero casi como un secreto de confesión, y revelarlo equivaldría a un pecado mortal castigado con el infierno de las cerraduras. Un lugar de donde no se puede salir por muchos conocimientos de cerrajeria que tengas. 
Pero si que os puedo contar que era un sistema maravilloso para abrir una cerradura de borjas (gorjas) sin rotura. un truco tan ingenioso que lo voy a incorporar a mi curso de cerrajeria. 
Mientras tanto, os puedo contentar con un consejo propio: trata de posicionamiento de tu negocio en Google.
 
A dia de hoy el 90% de los trabajos de cerrajería proviene del mundo online.  Añadir tu anuncio a todos los directorios que puedas encontrar es tan importante como pagar tu cuota de autónomos.  No pongas todos los huevos en una sola canasta, (esto es válido para cualquier otra faceta de la vida) crea múltiples páginas web de empresa y compite contigo mismo. Si recibes un golpe en Google, siempre tendrás otras webs donde agarrarte.
Limpia y cuida tu página web como limpias cada día tu casa, cuídala, mímala, y píntala de vez en cuando. Que esté bien atendida.
Como digo siempre a mis alumnos, en cerrajería lo difícil no es hacer el trabajo, es que te llamen para hacerlo.

TELÉFONO

638 771 991